Como Emprender y No Morir en el Intento

Las estadísticas de las pymes indican que el 90 % de las nuevas empresas cierran antes de los cinco años.

Pero muy pocos te dicen que hacer para tener un emprendimiento exitoso y cuáles son los primeros errores (aprendizajes) que a veces cuestan muchísimo dinero o inclusive el cierre así que EQUIVÓCATE RÁPIDO Y BARATO. Aquí te revelaré lo que necesitas hacer para no caer en esta terrible estadística.

El inicio de tu emprendimiento es cómo el “ENAMORAMIENTO” es cuando por intuición o  pasión por un producto o giro de negocio decides invertir pero no alcanzas a ver la dimensión de lo que implica tener una empresa por lo que no ves con claridad y para pasar de esta fase debes plasmar tu emprendimiento de la EMOCIÓN a la RAZÓN y para esto necesitas ponerlo por escrito (plan de negocios) así que hazte las siguientes preguntas ¿para qué quieres iniciar este negocio?, ¿necesitas solo un autoempleo?, ¿quieres un negocio pequeño para complementar tus ingresos? o ¿tu sueño es crear una gran empresa? pero el gran reto será aprender a SER empresario.

Una vez que dimensiones el tamaño de la empresa que quieres y definiste la visión (hasta dónde lo quieres llevar) es importante ponerlo por escrito ya que vendrán complicaciones que pondrán a prueba tu pasión y solamente si tienes claro que quieres y hacia donde vas será tu brújula que te ayudará a tomar decisiones para que no hagas demasiados cambios en tu producto o en el objetivo del negocio, que termine siendo un Frankenstein, sin forma y sin fondo.

Por lo anterior, deberás trabajar en estas 3 etapas:

1. Estabiliza tu producto, tus ventas y la empresa: Cuida la calidad de tu producto y el servicio de postventa ya que éste te traerá clientes repetitivos y recomendaciones. Vende más allá de tu punto de equilibrio para lograr cubrir todos tus gastos fijos, contrata colaboradores talentosos, la persona correcta para el puesto correcto, capacítalos y desarróllalos, consolida un equipo de trabajo que te ayudarán a operar el negocio. Establece indicadores para tomar mejores decisiones.

2. Mejora continua tanto en la operación y en tu personal, apalanca tu crecimiento con más ventas, profesionaliza tu operación y desarrolla a tu equipo para ser productivo detonando su potencial.

3. Expande tu negocio con nuevos productos, nuevas sucursales, multiplica tu experiencia y genera múltiples fuentes de ingresos que harán que llegues más rápido a materializar tus sueños.

Teniendo claro las etapas que deberás enfrentar disminuirás el miedo y la incertidumbre que en ocasiones genera parálisis o desencanto por el negocio argumentando que no se vende, que hay mucha competencia o precios muy bajos, pero si sabes que es normal lo que estas viviendo, por lo menos sabrás que vas en el camino correcto y no mueras en el intento.

Así que en tu emprendimiento ENAMÓRATE CON MUCHA PASIÓN PERO TAMBIEN CON LA RAZÓN y si lo pones por escrito será tu brújula en tiempos de turbulencia.

Las Franquicias son modelos de Negocios probados ya que no necesitas esperar a que tu producto se venda o no, son formulas de NEGOCIOS EXITOSOS DE PRODUCTOS YA PROBADOS en donde te comparten su experiencia para que la curva de aprendizaje sea muchísimo menor, tu éxito sea más seguro así como tú inversión. No pierdas tiempo y dinero inventando el hilo negro, este ya fue inventado. Además el éxito deja huella… síguelo.

Lic. Gabriel Alcalá Marquez, Coach experto en Ventas